Baldosas para suelos

Las baldosas se fabrican a partir de mezclas de arcilla y otras materias primas inorgánicas que se muelen, se prensan y, a continuación, se secan y se cuecen a temperaturas de entre 1.000 y 1.250 °C para que adquieran las propiedades cerámicas establecidas.

SUELOS DE BALDOSAS:
Estas baldosas suelen ser más gruesas y pesadas que los azulejos de la pared y, en su mayoría, están hechas de gres porcelánico.
Disponibles en diferentes superficies, tanto sin esmalte como esmaltadas, las baldosas de suelo están diseñadas para tener la suficiente solidez y resistencia a los impactos y a la abrasión para soportar el peso y el tráfico peatonal. El gres porcelánico también es apto para su uso en exteriores.

Producto completamente inerte con superficie sellada
No se deteriora el color, no se mancha, es fácil de limpiar y no requiere sellado
Las superficies de las baldosas cerámicas son antimicrobianas y antibacterianas y evitan la propagación de bacterias, virus y gérmenes.
Las baldosas cerámicas y, especialmente, el gres porcelánico son las opciones de suelo más duraderas y que menos mantenimiento requieren.
Las baldosas decoradas con Durst Gamma XD no se distinguen de los productos naturales

STORIES

DURST INSIGHTS